Ayer fuimos por la tarde a un centro comercial muy conocido, al lado de nuestra casa antigua y repetí las palabras que dije antes de cerrar y marchar en Diciembre: «Quisiera saber cómo reaccionaré al entrar aquí cuando no viva y qué sentiré al oler el lugar..» . Puedo responder que hubo nostalgia pero sobre todo agradecimiento a la oportunidad vivida. Ya no volverá y eso me hace mirar adelante; será siempre de visita..miraba las fachadas de los edificios vecinos que veía desde la terraza del departamento..aprecié mucho crecimiento en los niños que siempre piden en la puerta del lugar..estaba lleno de público que vino a la final de la Copa de América de fútbol..
Hoy por fin iré a San Telmo y también a cumplir una promesa con mi hijo Luis: hacernos una caricatura..nunca me gustaron..pero lo prometí..
Será tarde de fútbol y de ir plegando velas.

Pin It on Pinterest