Ayer fue el desfile de fin de curso en el cole de mi hijo de 13 años. Además de ser una fiesta deportiva, entregan las medallas y banderines a los alumnos mejores estudiantes y también a los que lucharon por conseguir un buen resultado. Os cuento con mucho orgullo de madre y con mucha felicidad que ayer, después de muchos años sin recibir ninguno, nombraron a Luis y le dieron el premio de esfuerzo..ni él lo esperaba ya que pensó que no se lo darían, aunque pensábamos que lo podría merecer por la adaptación de Argentina a España. Fue muy importante para él pues le alentó y le hizo ver que su trabajo y no vacaciones en enero, para incorporarse a su clase cada año q veníamos en Navidad, fueron valoradas y con fruto de temporada.
No me salió la voz para chillarle al ir a recibir su medalla..que emoción..él no paraba de buscarme con la mirada entre tanta gente..vino a entregarme su trofeo..para mí significó mucho pues me vine antes este año, con mis hijos, por sus estudios..sacrifiqué mucho en el camino..pero todo pasa por algo.

Pin It on Pinterest