Día de maletas y de cierta pena; quién me diría a mí q viajo a Buenos Aires por la noche..con lo q me gusta..con la cantidad de planes y amigos que me esperan..pero dejo una hija, un hogar,un taller hirviendo de inspiración, una perrita Kun y a una mujer amorosa, Rodi, que nos cuida cada día y que nos queremos..no hay más que ver el toque Verili en cada detalle suyo a diario…( una con cebolla , una sin..) Soy fiel y desprenderme de ello por un mes es mucho.
Os deseo un domingo maravilloso; yo lo voy a estrujar.
Amo la vida cada día más..vuelvo a insistir que seguiré diciéndolo siempre que me brote del corazón como cada día.

Pin It on Pinterest