Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

El azucarero

Me pasas el azucarero? Cuántas veces diremos o escucharemos esta frase al tomar café. Hoy en casa de mi abuela, después de una comida familiar en una mesa larga y llena de comensales, se ha sacado el café en la bandeja de toda la vida. Cuando he visto el azucarero me ha recordado a mi infancia pues puede haber cambios en el «menaje» de la cocina, pero esta pieza de metal grande que nos ha acompañado desayunos y meriendas, es inolvidable. Hasta la cuchara con el extremo en forma de moneda antigua es parte del revival. En todas las casas tenemos algo que nos ha acompañado desde que nos hemos casado o independizado. Todo se suele romper pero alguna pieza dura y dura y nos hará gracia recordarlo.

11 Comments

  • Verili Sur

    Soy dulce como el melao
    alegre como el tambor
    llevo el ritmico tumbao
    que nace en el corazon

    AAAZZZZUUUUCARRRRRRRR

    BUENOS DIIIIIASSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!

    Como estasn ustedessss???????? biennnnnnnn!!!!!!!! sonrisas quiero sonrisassss!!! azzuuuucarrrrrr sonrisas dulces!!!!!!!!!!!!!! reina moraaaaaaaaaaaaaaa

    Mi abuela y su azucarero con una nuez dentro… creo q por algo de la humedad…ella siempre tan pendiente de todo,mi reina mora tiene razon hay cosas q haces q vuelvas atras algunos años..me quedé con un tarro de cristal azul con tapa abombada de plata q limpio para q reluzca, tiene musica cdo lo destapas.lo heredo mi abuela lo tengo yo..tiene historia.y yo a veces lomiro y meuqedo atontá pensnado cdo de pequeña lo miraba en su casa….

    Se mas sale la sonrisa de la caraaaaaaaa xq somos afortunados y hay q dar gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! AZZZUUUUUCARRRRRRRRRRRRRRRRR!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Myriam Martín de Vidales

    Yo hoy hablo con retraso de la cena de primas!! como una de las comensales, diré que fue muy divertida, como lo es siempre, todos los años se repite la misma escena, todas hablando a la vez, diciendo tonterías, muriendo de risa… vamos es una regresión a la adolescencia y te sientes tan bien y relajada como entonces… Gracias Vero, fuiste una gran anfitriona!! La planta volcada por el viento, el retraso de Pilar que se recorrió toda la comunidad de Madrid… todo hizo que fuese aún más perfecta que cuando todo sale como en un anuncio de ferrero rocher… Besos!!

  • Pepy

    Buenos días a tod@s y buen inicio de semana:

    ¡Qué cierto es eso de que a todos nos acompaña un objeto familiar en casa a lo largo de nuestras vidas!… Que por mucho que hagamos limpieza general, que por mucho que haya pasado de moda, que por mucho que esté astillado, ¡siempre permanece con nosotros!.

    Yo suelo guardar cosas que me traen gratos recuerdos, como la boina de mi abuelo o una camiseta gigante de cuando estaba embarazada. Me niego a desprenderme de ellos, forman parte de mi vida y han dejado su huella, como la están dejando estas arrugas que comienzan a asomarse en mi cara.

    Recuerdo que cuando murieron mis suegros, nadie quería quedarse con las “cosas viejas”. Yo acepté encantada a buscarle su merecido hueco en mi hogar, era una forma de que mi marido no perdiera sus raíces, o de que mi hija comprendiera de qué seres humanos tan maravillosos procedía… Así conservamos un espejo, un armario, una peineta, una mantilla, una taza y muchos otros enseres que pudieran parecer simples o inservibles, pero que guardan muchísimos significados.

    Al nombrar Vero esa cucharilla de azúcar, os diré que yo también poseo una parecida, era del ajuar de la bisabuela de mi marido… Cuando tengo invitados y la utilizo, alguno de ellos le ha lanzado algún que otro piropo, y lo curioso es que la misma cucharilla ya había pasado por las manos y por la vista de estas mismas personas durante años, sin que la hubieran sabido apreciar.

    Como decía García Márquez: “Dale valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que significan”.

    Un abrazo para tod@s y para cada un@

    Pepy (Velvetina)

  • Lluca Godino

    Hola a todos,
    Ya lo he escrito en su entrada correpondiente, pero como veo el mensaje de Myriam lo pongo aquí aunque no sea su lugar.
    Aquí una de las “primas”agasajadas,
    es una de las tradiciones más bonitas que yo recuerde. Hace, al menos 15 años que nos reunimos todas las primas, más o menos de la edad. Entre unas y otras nos separan 5 ó 6 años nada más y somos 13 fijas e incorporaciones sorpresa algunos años. No fallamos a la tradición y cada año nos reímos más, contamos cenas anuales por bodas, embarazos, adopciones, enfermedades, tontas o menos tontas y de esta manera nos alegramos y nos apoyamos las unas a las otras.
    De nuestra anfitriona, qué voy a decir que vosotros, compañeros de este lugar común y mágico que ella crea cada día, no hayáis dicho ya. Me mandaron un correo hace tiempo en el que alguien pedía que se le definiera con una palabra y en respuesta te definía a tí del mismo modo. Es muy difícil, pero lo voy a intentar, creo que el verbo que mejor te define,Vero, es “dar” o mejor “ofecer” y tu palabra “alegría”. Combinadlos a vuestro gusto, todo lo que sale es bueno.
    Gracias Vero,
    Por cierto yo llevé mi anillo Verili para que todos estuviérais allí.
    Besos
    Lluca

  • Sue

    Buenos días-tardes-mediodías…..no sé ni en qué hora vivo…
    Yo tengo dos cosas heredadas, dos de muchas, pero hay dos que me alegran cada vez que las veo.
    Una es la caja de la costura de mi abuela. Todo medido y liado entre colores de un lado y de otro, hilos, botones, dedales, tijeras, elásticos, alfileres, y todo metido en cajitas de algo que ya no se usa ahora y en su día sí (los botones en una caja metálica de crema Nivea, los alfileres en un bote de pastillas para la tos…) y lo sorprendente de esto es que soy más inútil para coser que yo qué sé, pero es mi caja y tiene tantos recuerdos…
    La otra, un mantón que tiene 123 años, Sí, ¡¡¡¡123 años!!!, a ella se lo regaló una señora a la que ni mi madre conoció, y se lo ponía para ir a los toros…Ahora me lo he puesto yo para alguna boda y es impresionante cómo ni el paso del tiempo lo ha estropeado, es una maravilla.
    Bueno, sigo con el trabajo…un abrazo enooooooooorme.
    Mi casa sigue oliendo a violetas
    Sue

  • paqui

    Conservo cosas de mis abuelos maternos,de ella un mantón de manila en negro,de él una faja negra de cintura,mi marido un año de semana Santa la llevó de costalero en la Hermandad del Santo Entierro,a mi me gusta anudarme el mantón en el cuello o en la cintura y pensar en ella cuando lo llevaba en su boda,porque tb tengo la foto de ese día.
    Una tía siempre utilizó la misma cuchara y el mismo tenedor de alpaca fina.
    Que buenas las Gachas(se hacen con harina,tropezones de pan frito,azúcar,clavo,aljolí )están de muerte con arrope y salen ricas,ricas en el perol de la bisabuela de mis hijos,es de hierro y porcelana y tiene más de un siglo.
    Nunca oísteis decir» eres más antigua que guardar el peine bajo el hule de la mesa» y la aguja en el almanaque?pues son recuerdos de mis antepasados tan vividos por ellos.

    Mirar voy a decir una cosa «vamos a motar un bar» a ver si aparecen los cortaillos que no se deciden a escribir,que en mi pueblo uno montó una tasca y un camino y se formaron cuatro pueblos,invito a hablar,está abierto las veinticuatro horitas»»»

  • Luis

    Querida Vero,
    soy un lector asiduo de tus comentarios desde ya hace mucho tiempo. Muchas veces he querido escribir aquí,pero, por alguna razón, me conformaba con participar de forma anónima.
    Ahora me acabas de tocar una fibra íntima: he pasado un finde rodeado de nieve y ventiscas lo que me ha «obligado» a quedarme en casa y he pasado una buena parte del tiempo mirando, tocando y oliendo distintos objetos «heredados» de casa de mis padres, lo que me ha hecho sentirme entrañablemente unido a mi gente y a momentos irrepetibles.
    Leerte ahora me ha dado un pequeño escalofrío.Emocionante…

  • begoña

    Buenas noches bienvenido Luis, espero que dentro de nada te hagas asiduo de participar en el diario verili, la verdad es que yo soy de las que pienso que cada vez que te unes pues, ya no te puedes desenganchar, la verdad es que bueno espero que lo tengas, muy presente.

    Yo tambien recuerdo de cuando ibamos a comer a casa de la abuela, que era la hermana de mi mama que cada vez que llegaba la hora, del cafe lo preparaba con todo, esmero y siempre se le olvidaba, el azucarero, ya todos los nietos sabiamos donde estaba y ibamos a por el, bueno espero que teodos, tengamos una muy buena semana, de disfrutar de ese angelito que dentro de nada parte otra vez para los buenos, aires, a dar calor humano a todo el mundo como siempre lo hace. besitos para todos. beguito

  • Visent

    No me voy a referir precisamente al azucarero, que ya sabemos que es el continente de ese alimento que suele endulzar nuestras comidas.. Voy a considerar y a profundizar un poco en la frase que Vero inicia su escrito, «Me pasas el azucarero?» Esa petición que seguramente estaría hecha con «dulzura» es como un símbolo de la armonía y cordialidad en que se viiviría esa reunión familiar, muestra también de que se estaban compartiendo las cosas y que entre todos reinaba una gran fraternidad.
    Acciones tan sencillas como esa de pedir que le pasen un azucarero, se pueden trasladar a otras muchas situaciones y facetas de nuestro cotidiano vivir, -en el trabajo, la familia, los amigos, las diversiones, etc, pues en todos ellos hay momentos en que podemos compartir muchas cosas- servicialidad,ayuda, alegría, amor, paz, – comportamientos esenciales para «dulcificar» un poco nuestra dificil y a veces dura convivencia.
    En cuanto a lo otro , del valor sentimental y emocional que representan objetos heredados de nuestros antepasados,y que muchas de vosotras exponeis, estoy también de acuerdo, pues son motivos que te hacen recordar a tus seres queridos y a sentirte unido a ellos.
    Y para hablar algo también del azucarero, tengo que decir que conservo el que usamos cuando nos casamos, es de cerámica, recubierto de metal con baño de plata. Está guardado en un armario de la con¡cina, pero cuando lo veo me recuerda esos primeros desayunos tranquilos y sosegados con mi mujer solos y sin hijos. Después cuando empezaron a llegar, la tranquilidad en los desayunos pasó a la historia.
    Bueno sigamos pasándonos el azucarero, para que nuestras vidas mantengan la dulzura en el corazón.
    Buenas noches del lunes para todos.

  • Verili

    Pero qué bonito todo lo que escribís; queridas primas, gracias. Luis, seas muy bienvenido y que como te dice Bego, sigas enganchado a ala tecla para responder siempre que te apetezca, porque yo sí que me quedo helada de pensar el frío q pasamos en Islandia..
    Qué bonito es el día a día; llego hoy muy tarde, después de un largo día de viaje y os leo tomando un vaso de vino y me entra un gustito al cuerpo..
    Si dar es loque me define, desde luego, os doy mi vida entera cada día con tantos sentimientos que ya no sé ni cómo siguen superando a los anteriores después de tantos años.
    Buenas noches queridos «hijitos» de la familia Verili.
    Viva la vida ¡¡

  • Pinocho

    Lamadredelcucharondemadera!!
    Por lo que veo tienes en tu blog la dulzura Verili, VELVETINA, SUE….

    Así ¿quién no es capaz de no tener la mirada acristalada a cada golpe de instante?

    No os mando besos a todas, porque tengo por costumbre pensar que los besos no se envían, sino que se dan.
    (daros por besadas entonces)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.