Cada martes baja el cielo a la cancha de basket donde juegan los chicos especiales que me tienen robado el corazón. Aprendo con ellos. Hoy los entrevistaron para un canal de televisión y teníais q haber escuchado sus respuestas..cada cual con sus limitaciones..todos en común hablaban del amor a su familia y de sus amigos y escuela. La vida no debería ser más complicada. Ríen y lloran; abrazan y dan amor.

Os cuento que el sábado fui con ellos al concierto de Axel (foto) y estaban muy emocionados. Lo mejor de esta historia que os cuento es que trabajaron de acomodadores de la sala y fue una lección de amor. Cuando se liaban, unos a otros se ayudaban; eso sí, a todos los que entraban les decían que disfrutaran el show..
No more words..Viva la vida. Derecho a vivir. Ellos iluminan la vida. Los amo.

Pin It on Pinterest