Recordáis el cuento del traje del emperador..que terminan desnudámdole con un vestido encima transparente.. y la gente le decía que era muy bonito su vestido..pues es como la vida, que a veces la gente no te quiere decir la realidad; bueno, creo que eso pasaba cuando estábamos en el cole y de ahí vienen muchas inseguridades.
Hoy el tema tampoco me lleva al hijo del emperador actual de Japón, que me da mucha pena su esposa ya que tiene depresión porque no le pudo dar un hijo varón..
Ya me acerco..a mi hija en su dieta le mandan para comer hoy emperador..y como no llego a todo, se me ocurre pedir 3 piezas cortadas al pescadero pro teléfono..sin preguntar precio pues total para tres..bendito sea Dios ¡¡ ya podía haber pedido gallo, que por el nombre parece más barato..si tal vez me han servido carne de emperador de verdad..ya me puede salir rico..
Hay crisis pero con estos precios terminamos comiendo pescadilla que se muerde la cola..
Hoy un pequeño toque de humor como cada semana.

Pin It on Pinterest