Os comparto un diario Delirio de Amor por este gran hombre que permite llevar la Iglesia al pueblo con sus gestos y palabras.

El Papa estuvo alrededor de seis horas en Lesbos. «Después de lo que he visto, de lo que ustedes han visto, en ese campo de refugiados, daban ganas de llorar», aseguró en la rueda de prensa.

160416132706_papa_refugiados_624x351_ap_nocredit
«Traje unos dibujos para mostrárselos. ¿Qué quieren estos niños? Paz. Es cierto que en el campo no tienen cursos de educación, pero, ¿qué han visto estos niños? Este es un dibujo en el que se ve a un niño que se ahoga. Esto lo tienen en el corazón; hoy, de verdad, daban ganas de llorar. Recuerdan esto. Uno dibujó al sol llorando. Pero si el sol es capaz de llorar, también a nosotros nos hará bien una lágrima», indicó a la prensa.

En su visita al Campo de Refugiados de Moria, una niña conmovió al mundo con sus lágrimas. En cuanto tuvo al Papa cerca se postró a sus pies y estalló en un profundo llanto. El Papa la levantó y trató de darle consuelo mientras escuchaba el relato de su familia.

También en el Campo de Refugiados de Moria, un grupo de niños entonó una canción para el Papa y los visitantes. Fue un momento de alegría en medio de las numerosas escenas de dolor que presenció el Pontífice.

El Papa y los dos líderes ortodoxos que lo acompañaron en el viaje, arrojaron al mar tres ofrendas florales. Junto al Patriarca Ecuménico de Constantinopla (Turquía), Bartolomé I, y el Arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo II, el Pontífice rezó por todos los migrantes fallecidos en su intento por llegar a Europa.

El papa Francisco acogerá en el Vaticano a una docena de refugiados confinados hasta ahora en un campo de Lesbos, isla griega que ha visitado el Pontífice. Según una nota difundida por la Santa Sede bajo la firma del portavoz Federico Lombardi, Jorge Mario Bergoglio viaja de vuelta a Italia con tres familias de sirios huidos de la guerra. «El Papa», dice el comunicado, «ha querido dar un signo de acogida a los refugiados». Entre la docena de refugiados que serán acogidos por el Vaticano, hay seis menores de edad. Los miembros de las tres familias son musulmanes y provienen de Damasco, la capital del país, y Deir Ezzor, esta última provincia oriental controlada por el Estado Islámico (ISIS, en sus siglas en inglés). «Sus hogares», dice la nota, «han sido bombardeados».
Me emocionó la foto de las familias esperando a subir al avión..madre mía lo que habrán sentido ¡ Liberación y libertad, esperando y gratitud, alegría y pena de dejar a las demás familias allí..

Pin It on Pinterest