Cuántas veces hemos comprado algo que llevaba el precio y que ya en casa queremos quitar y no se va la etiqueta?. O que deja un rastro de adhesivo que ni mojándolo ni con alcohol se va..llevo dos días hablando de manchas; tal ves es porque he bajado mi actividad y estoy más aburrida; tampoco os puedo mostrar fotos que tanto animan, porque no estoy en mi casa.
Volviendo a las etiquetas..seguro que os ha pasado de querer tirar de la tira de plástico de control de calidad o seguridad del comercio y a la vez se ha roto la prenda de vestir..a mí varias veces..
Otras etiquetas son las de marcar la ropa. Mi madre nos bordaba cruces para distinguir los calcetines de los cinco hijos; lo mío llevaba dos xx; justo como me gusta firmar ahora..y mira que no lo había pensado..Mis primos llevaban las etiquetas impresas y otros compañeros del cole las llevaban bordadas; eso me parecía un lujo..Por suerte, con mis niños todo ha sido más fácil y con las etiquetas de escribir con rotulador indeleble (ayer) y recortado y pegado porterior, basta.
Otras etiquetas son las de la fruta. Recuerdo de pequeña que nos gustaba pegar la de las naranjas Fontestad? en la frente..siempre pasaba algo en el cole..siempre algún compañero terminada con la de la manzana, por ejemplo, pegada en la espalda..nos reíamos con esas tonterías..y tampoco tomábamos más que pera, naranja, manzana o plátano..ya sabéis mi edad; existía más fruta, pero a diario no había más premios.
Qué bonitos recuerdos estoy escribiendo hoy. Parecía q estaba tonta, pero tengo que parar para no pasar a las etiquetas de los libros de texto..siempre especificando el curso que comenzábamos..

Pin It on Pinterest