De humos. Qué gusto da cuando lo apagas..se vuelve al silencio de golpe. Cada día amo más el no ruido; los 5 meses que he tardado en recuperar la voz después de operarme, me han enseñado mucho. Hay ruidos insoportables, como la máquina de segar el césped, que también es gozoso cuando se apaga..y qué me decís del piquete que taladra el asfalto?? Pienso en las personas que hacen ese duro trabajo.

Pin It on Pinterest