El día de Navidad recibí un mail suyo preguntándome si la recordaba..que ella no olvidaba cuando le decía que «la quería más que a todas las piedras y a los pinos del camino» cuando me llevaba de paseo en la sillita. Pues sí, hoy ella es la protagonista de este diario tan emotivo y precioso. Es puericultora y me cuidó cuando nací hasta los cuatro años. Siempre ha estado presente pues la recordábamos en casa con cariño y agradecimiento. Gracias a la web Verili, me escribió y nos hemos podido abrazar y escuchar. Con todo mi cariño te presento con foto pues has sido mi regalo de Navidad y lo quiero compartir como buena madre con mi familia verili, pues me gusta mostraros a todos lo mejor que va pasando por mi vida. No sé por qué será, pero estoy teniendo unos encuentros con gente muy especial. Ya pronto volveré a Buenos Aires y seguiré presentándoos a los amigos de allí; muchos esperan nuestro reencuentro y otros nuevos irán surgiendo en mis largos paseos por la ciudad.

Pin It on Pinterest