Hasta nuestra mascota Verili está contenta y pidió que la vistiéramos así «para alentar». Un hijo a favor del color azul y otra por el rojo. Yo me quedo con la canción que dice » Ohhh..Argentina, es un sentimiento, no puedo parar..»
Lo vivimos en la cancha y fue como recuperar los 4 goles de Alemania..así lo sentí. También lo entendí como un encuentro amistoso que pudiera tener interés político para ambos países..tal vez no. Como no soy futbolera, analizo las situaciones de otra forma.
Lo mejor, el arranque del partido con los himnos nacionales..el español sin letra y el argentino con toda la afición chillando hasta poner los pelos de gallina..y ya la gota fue ver a los jugadores españoles serios y bien formados y a los argentinos colocados desordenados, con los hijos en brazos y los mayores moviéndose delante..nada te estrese..tranquilo..no tengas pena de nada..

Pin It on Pinterest