Como cada mes en casa. La última en esta dirección, pero no en otro lugar. Por lo pronto, el relevo pasa a Madrid para el mes de Enero, como hacía antes de vivir en Buenos Aires. Allí eran meriendas que terminaban en cenas y acá son desayunos que terminan en comida..Qué alegría fluye en el ambiente; cuánto amor derrochado. LLevo tatuada mi alma con tanto vivido. En Febrero celebraremos de nuevo en Argentina..siempre festejando la vida.
En las fiestas llegan los payasos y su presencia implica alegría; es lo que quiero y a la vez que se anime el blog y participen más personas nuevas..Todas las narices en un frasco de cristal me llenaron de ilusión y de ternura, sólo de pensar dónde irán a parar..Esta nariz de color Verili no os provoca júbilo? A mí me parece que indica que estamos de moda los verilianos y que podemos con todo.Voy a pedirle a un amigo payaso que nos cuente algo..
Viva la vida ¡

Pin It on Pinterest