Mi hijo pequeño está aprendiendo a tocarla..ni os imagináis los pitidos q salen por esa boca; pobre, dice q se le da fatal..no le llegan bien los dedos a tapar los agujeros…Los cinco hermanos tocábamos la flauta en el cole y ahora recuerdo las serenatas q dábamos a mi madre o a quien nos recogiese en el cole. Luego mejoramos, porque incluso dábamos conciertos en el auditorium..pero no tengo yo muy despierto el oído musical.

Pin It on Pinterest