Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Frutos de otoño

Como ardilla que me llaman, me encantan ¡ Además son sanísimos y previenen el cáncer.
Recuerdo de pequeños haberlos partido hasta con dientes..ahora impensable. Dan ganas de sentarse a partirlas con calma y probando una a una..Hay avellanas blandas otras bien quemadas, otras muy pequeñas..qué buenas están.

3 Comments

  • beguito

    BUENOS DIAS LA VERDAD ES QUE LA FOTO DE HOY DESDE LUEGO QUE DAN GANAS DE SENTARSE Y PONERSE A ABRIRLOS Y IRLOS CATANDO.

    BUENO A MI ME GUSTAN MUCHO, Y ADEMAS TODOS DAN MUCHA ENERGIA Y VITALIDAD APARTE DE COMO TU MUY BIEN DICES PREVIENEN EL CANCER, LA VERDAD ES QUE TIENEN MUY BUENA PINTA

  • paqui

    La castaña pilonga
    Antes del descubrimiento de America y de la llegada a Europa del maiz y la patata, la castaña, junto al trigo, era la base de la alimentación de la población europea. Y de ellas, las pilongas son A

    Doña Castaña Pilonga ha pasado todo el verano al sol, y ahora, cuando llega el otoño, ya está morenita y bien madura: Casi todas sus vecinas, las otras castañas que vivían con ella en el mismo árbol, ya se han caído al suelo. El viento es ahora muy fuerte, han comenzado a bajar las temperaturas y les ha sido imposible sostenerse en las ramas.
    Al pie del árbol, junto con las castañas caídas, hay una gran alfombra de hojas de todos los colores, y el viento juega con ellas formando remolinos.
    De pronto ha empezado a llover, y los animalitos se refugian debajo de las hojas, utilizándolas como si fueran paragüas; cerca de ellos las castañas los miran con cara de miedo.
    Algunas ardillas se han decidido por fin a recoger las castañas para transportarlas hacia sus despensas; una buena, gorda y hermosa castaña es siempre un excelente alimento para cuando los fríos sean más intensos.

    Con cuentos el otoño se asomó a mi ventana dorado,a mi hogar,la casa se va resumiendo a estancias acogedoras,manteles en mi mesa con cuadros escoceses,encima un café esperando;compotas de castañas en la cocina con clavo y matalauva(anís),un chaleco de hilo cuelga sobre una silla,un pañuelo de cachemira resbala del perchero,
    un paraguas espera ser abierto para poder respirar……..en la puerta de mi armario la manga de una gabardina azul,la de todos los años,pienso en las botas de goma rojo bermellón que tuve de niña llenas de barro…….
    Un cuento:
    Doña Castaña Pilonga, que contempla el panorama, se agarra cada vez con más fuerza a su rama. Cerca de ella revolotean nerviosos los pajarillos, que preparan su viaje hacia países más cálidos; con cada revoloteo de las aves, peligra aún más el débil equilibrio de Doña Castaña Pilonga, que muy asustada, y al límite de sus fuerzas, ya se imagina en la despensa de una ardilla, quemándose en un asador, o apretujada con otras castañas en un cucurucho, a punto de ser devorada por un niño regordete.
    -¡No, esto no puede ser!- se revela Doña Castaña Pilonga, y sueña con un futuro más prometedor.
    En su cara brilla un gesto de alegría: lo que le gustaría de verdad es que un enorme pájaro, se la llevase a una gran ciudad, porque ha oído que las ciudades son maravillosas, y le encantaría conocer una.
    Pero desgraciadamente, Doña Castaña Pilonga ya no puede más y cae al suelo. Nada más caer, una pregunta viene a su mente: ¿Cuál será mi destino?…

    Un beso.

  • Visent

    Los frutos de otoño, mas bien conocidos como frutos secos, tienen unas cualidades alimenticias muy buenas, aparte como dice Vero de prevenir el cáncer, son fuente de calorías energéticas para el cuerpo. muy importantes.Principalmente las que más comocemos, como las avellanas. nueces, almendras, castañas, cacahuetes, pisitachos. etc. son muy apetecibles, pero muchas veces no las comemos por la comodidad de no partirlas que aunque no quieras siempre represeta alguna dificultad. Ahora ya nos vienen preparadas y tostadas envasadas en paquetes, y facilmemte asequibles en los supermercados. si bien para mí las encuenro más sustanciosas y buenas cuando las como diréctamente recien partidas.
    Hay también un periodo que son las fiestas de Navidad, en que la presencia de estos frutos en las mesas son imprescindibles.
    Bonita historia y el cuento que nos narra Paqui, sobre la castaña pilonga muy interesante todo lo que cuenta, pero la pregunta que se hace doña Castaña Pilonga al final sobre su destino, no es dificil de responder, será sin duda dentro de una de esas cazuelas gigantes que las castañeras montan en pkena calles,para asarlas y venderla al público transeunte..
    Feliz sábado para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.