Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Fuegos y petardos

Hoy estaré viajando Burgos, donde nos encontramos toda la familia de mi padre después de muchos años sin vernos todos..primos que llegan de EEUU, de Barcelona, Sevilla, Madrid..qué alegría este encuentro.
De niños siempre que íbamos a Burgos , mis hermanos, que éramos ratones de campo porque vivíamos en el campo, en aquel entonces, fuera de la civilización, en Villaviciosa de Odón, se juntaban con los primos lejanos y se pasaban el día tirando petardos y comprando artículos de broma y poniendo bombas fétidas..
La independencia americana la celebraron ayer a lo grande y con fuegos artificiales, que tampoco me gustan..lo primero porque detesto el ruido y lo segundo porque de joven, viví en unas fiestas «del pueblo» , cómo la cara de un fuego caía sobre el ojo de mi prima y le partió en dos la pupila..fue horrible y desde entonces los miro sin mirar..

5 Comments

  • Marisa

    Disfrutad del reencuentro, es algo maravilloso volver a ver a los seres queridos.
    A mí me encantan los fuegos artificiales, los petardos no, son ruido y nada más, pero con los fuegos artificiales se hacen verdaderas maravillas, Semana Grande de San Sebastián, por ejemplo. Un verdadero arte.
    Feliz sábado de verano.
    Abrazos.

  • Laurhichi

    Pues si vas a burgos no te olvides ropa de abrigo jajajajja yo voy el mes q viene!!!

  • paqui5

    Qué de abrazos y besos y risas os quedan que dar!!

    Yo prefiero estar lejos de tanto zambombazo jejje….anuncian fiestas, a veces se escucha los fines de semana y son de boda.

    Laurichi ahora mismo aquí las noches sevillanas en pleno julio son un lujo, no aire acondicionado.

  • Visent

    Todo este tipo de encuentros familiares, siempre unen y hacen que ese vinculo sea más fuerte. Que pases un día muy feliz junto a todos tus familiares.
    Aunque vivo en la tierra en que los fuegos y petardos es lo típico, no me acabo de amoldar a ello.
    Os deseo un buen día para todos.

  • escoba

    Me alegro que tengáis esas reuniones familiares. Y esos abrazos envirilados.
    Burgos me recuerda siempre a la vuelta de San Sebastián, comprábamos morcillas de arroz, cebolla o piñones.
    Hacíamos un descanso para ir a la Cartuja de Miraflores, esas piedras del recinto son frías y poco acogedoras para los cartujos que las habitan.
    Paqui qué bien que podáis dormir sin aire acondicionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

¡Bienvenido a Verili!

Regístrate y recibe un 10% de descuento en tu primera compra.