Ayyy lo que he disfrutado de este lugar tan único y especial . Sí que sé que volveré ; como me pasa con determinados destinos que conozco y que me reservo para volver , como me pasó con Guanajuato .

Es que viajar como lo hacemos , de manera intensa en cultura y vivencia , apurando las horas de visita , con sus premios después como el chocolate caliente con el gofre ..me sabe a gloria bendita y más aún si pudimos deleitarnos con la obra de Van Eyck , Adoración del cordero místico en l catedral de San Bavón..enmudecí .

Iré compartiendo fotos y vivencias .