La hay y cómo te alegran un día cualquiera …ayer sin más, al hacer la compra para la fiesta de mi hija,  que va a recibir en casa a muchos amigos..madre mía qué trabajera..pues bien, como ninguna de las dos bebemos, le preguntamos a la mujer que colocaba las botellas y resultó que es camarera y nos daba las pautas ..qué simpática .qué forma de hablar tan genial y qué manera de facilitarme el trabajo..al llegar a la caja, el hombre que recibía mi pedido..muchos hay ya de Colombia..qué buenísimas personas y qué grandes trabajadores ¡ ..anotaba mis datos muy despacio y sin tanta soltura al escribir y fue doblemente tierna la situación..vamos que fue una tarde de sentimientos y de agradecimiento por las personas sencillas, buenas y profesionales.

 

Pin It on Pinterest