La he conocido a través de su obra y me gusta ..

Georgia Totto O’Keeffe fue una artista estadounidense, conocida en especial por sus pinturas de flores, rascacielos de Nueva York y paisajes de Nuevo México. O’Keeffe ha sido reconocida como la «Madre del modernismo estadounidense».​​

De su relación personal y profesional de O’Keeffe y Stieglitz,  pueden verse bellos retratos y desnudos de la artista captados por la cámara de su esposo.

La influencia de la fotografía modernista se manifiesta en obras de la pintora, como «Calla Lily in Tall Glass -nº2» y el atrevido primer plano de «Oriental Poppies», de 1927.

A partir de los años 30, O’Keeffe, nacida en Wisconsin, se trasladó a Nuevo México, cuyos paisajes desérticos e influencia hispánica e indígena inspiraron buena parte de su obra más tardía, tanto abstracta como figurativa.

Para la artista, los huesos de animales encontrados en el desierto representaban la belleza intemporal del paisaje y la fuerza imperecedera del espíritu americano. Aunque esta imagen parece una escena realista, O’Keeffe ha eliminado ciertos detalles y realzado otros para acentuar su austera belleza.

«Cuando la gente lee símbolos eróticos en mis cuadros, están hablando sobre sus propios asuntos», afirmó en vida la artista, que empezó a pintar detallados primeros planos de flores, según explicó, porque «son tan pequeñas», que normalmente «nadie las ve».

Frustrada con este limitado punto de vista, que la llevó posteriormente a convertirse en referencia de algunas feministas, O’Keeffe evolucionó de la abstracción al realismo fotográfico, para hacer evidente su interés, no por la sexualidad femenina, sino por las maravillas de la naturaleza.