Lo he emitido esta noche. Lo hago con mis hijos cuando estamos helados y nos metemos en el coche con mucho frío y estamos deseando que el conductor abra el seguro de la puerta y es lo típico que se tarda en abrir porque la llave queda atascada o tarde un segundo de más y parece que es mucho más tiempo..y los niños empiezan a decir a su padre que se de prisa..y llega el momento que entramos y los cuatro juntos, decimos: «grito de guerra» y chillamos a la vez : aaaaaaaaaaaaaahhhh ¡¡ con mucha fuerza para sacar todo lo malo acumulado..Lo mejor es la carcajada de después.
Ya veréis como alguna noche de frío siberiano se os contagia..
Hoy celebramos la vida de nuestra rubita mayor; ya está sana y por supuesto dice que saldrá a celebrarlo con sus amigos también. Presiento que este año voy a celebrar mucho la vida pues os comparto todo; aquí está todo el «pescado vendido».

Pin It on Pinterest