Seguimos de fiesta, celebrando la vida.
El domingo pasado, un matrimonio vendía trozos de tarta ( torta se dice acá) en la purta de la Iglesia del Pilar, que previamente habían cocinado en su casa. La verdad es que no les faltaba detalle y hasta te añadían chocolate o crema si querías. Me recordó al concurso de postres que os mostré en Cartagena de Indias.
Aquí te venden de todo y cualquier cosa de comida a cualquier hora del día y muchas sin control de calidad; siempre que voy a San Telmo, los vendedores pasan el día comiendo y la persona con la bandeja de empanadas siempre pasa entre los puestos.
Volvemos a lo mismo de siempre; no puedo comer cualquier cosa en la calle que no me garantice seguridad e higiene.
Hay mucha variedad para elegir; qué sabor os gusta más? Cómo te la comes..dejas el merengue o el chocolate, que es lo que más te gusta para el final..
Cuantas veces he comprado alguna por el aspecto y al cortarla era puro bizcocho teñido..es como la vida; lo de fuera vende a los ojos pero lo que importa es lo que queda.
Besos de chocolate+

Pin It on Pinterest