Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

No hay productos en el carrito

Historia de una llave

Historia de una llave
Bellísima y pertenece a mi amigo Salvador; Le llamaron así como símbolo de esperanza.
Me dedicó este librito para compartirme un pedazo de su vida con todo su cariño y con mi admiración y amor a mis compañeros de Borges, os comparto.
El legado que le dejó su mamá fue el amor por el canto además de esta llave; Ella era de ascendencia española y fueron desterrados de España por la reina Isabel la católica. Los judíos marchaban de España con las llaves de sus casas porque creían que volverían para recuperar sus hogares.
A pesar del destierro las tradiciones cantonales se conservarán intactas así como el idioma y conservaron su tesoro transmitiéndolo de boca en boca : el canto.
El legado que me deja de su madre es el sobrenombre que le pusieron : Vida. Había vuelto a nacer sola .. Sobrevivió a la guerra ; dejó Turquía y se embarcó para Buenos Aires.
Su papá hizo sacrificios enormes para mantenerlos y ahora se da cuenta Salvador de la dimensión de su esfuerzo y le dedica en el libro estas palabras :
«Querido viejo hoy te llevaría mis espaldas como premio pero sólo puedo recordarte ; ojalá sepas que tu sacrificio valió la pena que te valoro y te entiendo.
Caminá, caminá que yo te agradezco .
Sin quererlo fuiste un ejemplo para mí y para todos tus hijos . Gracias papà, hiciste camino al andar»
Lo que escribe es pura lección de vida y la pobreza enseña a valorar todo.
Vivían en abundancia de hambre ; dolor, necesidades , frío , angustia , toda calamidad que por ahí pasó..
«El respeto al prójimo y la palabra dada eran moneda corriente ; tu corazón y tus brazos la seguridad del pago». .cuenta mi amigo querido y más querido a raíz de conocer su vida . Como es un tesoro de sencillez y de belleza os lo comparto con amor.
El canto no es patrimonio de los ricos . Su mamá cantaba todo el día canciones sefardíes ( que es el español antiguo que hablaba los judíos )españolas , y ya en América , tangos , folclore ..mexicanas eran su compañía y su pasión ; cantaba cuando estaba alegre , cuando estaba triste cantaba cantaba cantaba tanto al amor que no podía dar pero si cantarlo.
Le cantaba a la alegría que no tenía ..
Doy fe que Mónica y Salvador , mis amigos cantan todo el tiempo a la vida y al amor ..y me alegraron mi vida en Buenos Aires ; no faltan a ningún encuentro fugaz que puedo hacer cada año al volver a la Argentina , gracias a Dios .
Gracias por lo que me / nos has enseñado y me despido con tu frase que dice así : » Repartan que vuelve »
Os quiero +
Algún día nos conoceremos todos pues Verili enlaza de forma sobrenatural ..verdad ?

6 Comments

  • Visent

    Bonito recuerdo y testimonio de esa familia, que supo mantener vivos los valores de la unión familiar, a pesar de las dificultades y cicunstancias en las que transcurrió su vida.

  • Marisa

    La idea de llevar la llave de tu casa cuando emigras me recuerda a lo que hacían los irlandeses (según me contaba mi abuela, casada con uno de ellos): como era un país del que se marchaba tanta gente, en las casas de las que se iban sus familias dejaban una pequeña luz encendida por las noches, para cuando regresaran. Como un símbolo de esperanza en el reencuentro.
    No es nada fácil dejar el lugar donde has nacido. De todos modos, hago mío un pensamiento del poeta romano Horacio: «Los que cruzan mares mudan cielos, no ánimos»
    Abrazos.
    Me encantaría conocer a Salvador.
    Abrazos.

  • beguito

    Buenas tardes que historia mas bonita me ha encantado. La verdad es que lo de las llaves es algo que a mi me parece muy personal, y que donde se lleva el llavero depende mucho del carecter de la persona.

  • Laurhichi

    Y q sigan cantando!!!!!
    yo ya estoy de vuelta en Girona… se acabó lo bueno!

  • Liliana

    QUE HERMOSA historia y que aprendisaje nos deja besos

  • paqui

    Le ando dando vueltas desde esta mña que leí esta historia tan bonita, gran legado de familia, inigualable, la vida dicta.
    Vivir sabiendo la vida de nuestros antepasados, yo siento como algo que me recorre las venas y me riega la columna de amor, no conocí a la madre de mi padre y la siento viva dentro de mi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *