Me encantan; de cualquier forma y tamaño.
Ahora tornaron al otoño y sus colores rojizos o amarillos.
Me da paz verlas.
Están podando las de los “plataneros” y no me gusta verles “desnudos”.