Es una idea que se me ocurrió el martes al despedir a mi hija en Madrid, pues ya estudia en la universidad allí. Le dije que empezábamos una cadena diaria para que me contara lo que había aprendido cada día; sobre cualquier cosa..y así yo también le cuento mis aprendizajes; mail de ida y mail de vuelta, pero una forma de obligarnos a mantener una ilusión.
El viernes por la noche aprendí que «matterello» es lo que se utiliza en la cocina para amasar; es el rodillo de madera en italiano. Así se llama este retaurante en La Boca, donde tomé la mejor pasta de mi vida. Ravioles, porque aqui se llaman así y no raviolis, rellenos de ricota y nuez; unos panes riquísimos y un vino excelente, que se llamaba Misterio porque no dicen de qué uva se trata ni los aromas, para que cada cual investigue y comente.
Qué aprendisteis hoy?