El motivo del viaje era celebrar los 90 de mi suegro y que pudiera despedirse de esta ciudad que tanto recuerda y comenta y de sus amigos.

Lo organizamos con mucha ilusión pero lamentablemente a estas edades de repente el estado personal varía por días así es que se quedará en Madrid.

Aprovecharé con mi marido para visitar museos y descansar, que bien me viene .

Las flores no son biznagas, pero también muy bonitas en estos pendientes Verili.