Me niego a que se hagan diferencias entre blancos y negros. No me gustó nada ver a este hombre atendiendo al que entraba en una nueva y lujosa tienda de vinos en Buenos Aires; tal vez fue casualidad que le eligieran por su valor y no por el color. Viva Mandela y los que luchan por la igualdad de todos los hombres.
De qué color es la piel de Dios..así decía esta canción..amarillo, banco..todos somos iguales a los ojos de Dios..
Cuando regrese os mostraré en fotos lo que estoy viviendo; el momento en que todos los jugadores sujetan el cartel de No Racism y todos aplaudimos entre miles de negros en el partido de Ghana, fue de escalofrío.

Pin It on Pinterest