Hoy escuché que los españoles somos muy quejicas; es verdad..y que ante una mala situación, podemos actuar de tres maneras: 1- Quejándonos y maldiciendo en un momento dado; 2- Echándole la culpa al de al lado, que a veces es al que más queremos y no se lo merece; 3-Aceptándolo con paz.
Pues como dicen en los pueblos: «a la que te voy» ¡¡; esta noche, ya muy tarde, después del festejo familia y cuando ya no puedes con tu alma de cansancio..he ido a guardar una botella de vino y se ha resbalado una mal colocada y se ha partido..ahh..pues con paz, me he puesto a fregar el interminable Málaga Virgen, que no sé de dónde habrá salido ni quién lo pudo traer algún día pues nunca lo había olido de tal forma que se ha impregnado en la ropa y en todo el suelo pues no hay forma de quitarlo. He reaccionado bien y la verdad que más bien hubiera tocado la opción uno o la dos, para quejarme de aquel que en su día la guardó mal..pero nada; ya me puedo acostar con todo medio limpio hasta mañana pues no soporto dormirme y dejarlo todo para el día siguiente pues no descansaría igual.

Pin It on Pinterest