Como ayer se celebró el día de la madre en Argentina, aunque sea todos los días.., mi hijo pequeño salió a pasear al perro y fue al kiosco de la esquina a por estos 3 jazmines. Volvía feliz con su compra y los tenía escondidos detrás de su espalda, como hacíamos de pequeños cuando no queríamos enseñar lo que llevábamos. Me dijo que no sabía qué flor comprar pero sí que tenía que ser pequeña y con olor. Dice que la perrita Kun le indicó cuál elegir porque no paraba de olerlos..me lo comía al verle llegar. Lo mejor fue que llevaba toda la semana preguntando qué me gustaría..le decía que lo que no se puede comprar con dinero..gastó los pesos que va guardando del tentempié de media mañana. Lo mejor la nota escrita a mano que decía: «Una flor para la más bella flor». Jamás olvidaré ese momento de amor y ternura.

Pin It on Pinterest