Hace mucho que nos os presento amigos argentinos y se merecen la dedicatoria pues me alegran el día al verlos.
Le conocí hace año y medio en la esquina de Parera y Quintana; no podía creer que alguien pintara edificios emblemáticos y antiguos con una elegancia tal y con una delicadeza extrema. Siempre sonríe y le preguntas qué tal y siempre responde así: es pec ta cu lar..acentuando cad sílaba y potenciando lo bueno.
Vive en una habitación y me lo encuentro en muchas calles; cuando creo que le perdí..aparece con su arte y siempre sonriendo. Una vez le vi en el Museo de Artes Decorativas, pues le contrataron para dibujarlo.
La foto fue del domingo, con la calle vacía y volviendo de la compra con Kun, la reina de La Recoleta. Falta el carrito a rebosar que lo puse a un lado; siempre voy a por una cosa y regreso muy cargada; lo peor son las colas de Disco.
Aquí hay mucho talento. Ojalá pudiera llevarme esta ciudad y su gente a Madrid.

Pin It on Pinterest