En Buenos Aires se toma cada tarde y los niños lo esperan al llegar del colegio; es nuestra merienda española. A mí me gusta más el café y el olor al servirlo me encanta.

Pin It on Pinterest