No me refiero a una marca de congelados sino a este personaje fantástico que es femenino y coqueto. Me la imagino peinándose la larga melena. Nunca fui sirena en la otra vida pues no me gusta el agua, pero seguro que muchas así os habréis sentido este verano; qué suerte.
Una vez me disfracé de sirenita y me hice el disfraz pegando trozo a trozo de escamas de papel.Tengo la foto y me acuerdo con orgullo. Cuando los disfraces los hacíamos a mano y con esfuerzo, se disfrutaban mucho las fiestas.

Pin It on Pinterest