Como si estuviera embarazada, pues tengo antojo de comerlos. Quién me lo iba a decir a mí ? Con lo maniática que soy de los olores,..y porque no se pueden tomar con guantes de médico..o sí..? Se me ocurre una idea para la próxima vez.
El pescado no me gusta mucho, pero este manjar me aporta lo que mi cuerpo reclama. Me hice analítica allá y me dijeron que me faltaba sodio.. ahí está la clave y que lo recuperaría tomando sal marina ya que donde vivo, la sal es de salinas. Bendito mar..uy uy uy que se me revolucionan las sureñas..
Felicidades Arantxa; que me da un gozo enorme dedicarte el diario pues he vivido otros cumpleaños tuyos y siempre con esa sonrisa que se te sale de la cara. Te recuerdo con los pendientes Verili que hacía tan híper exagerados y únicos a la vez; esos del rayo terminados en bola. Eran apoteósicos. Nunca utilicé antes esta palabra..mirá vos..