Hoy mientras me comía un huevo duro me comentaba una amiga que ella no puede ni verlos porque tiene el recuerdo de su abuela q la obligaba a tomarse uno por obligación cada día para crecer..y de ahí su rechazo al mismo..Cuántas cosas se decían antes q heredábamos de nuestras abuelas y las repetíamos de generación en generación hasta que actualmente uno ya no aguanta tanto y dice que «ni hablar del peluquín»..vaya con la expresión q me ha salido q hacía años q no escuchaba ni decía..q gracia¡
Te hacían comer un huevo crudo o el tuétano del hueso..? qué mas, qué mas..prefiero el huevo duro aunque huela mal.

Pin It on Pinterest