Como estamos de limpieza, pues paso a refrescar el día y a animar el blog ya que todo lo malo se va con un buen cepillado de dientes. Cuando lo hago, siempre digo: «Qué guuusto». Cada uno tiene su técnica y la mía la modifiqué cuando me pusieron ortodoncia y aprendí que había que cepillarse de arriba a bajo y no en horizontal.
Mi cepillo es morado y me gusta la marca Vitis; mira que no me gusta hacer publicidad, pero es que en la distancia se echa de menos el que mejor te va. Una vez tuve visita de España y se olvidaron de mis cepillos y estuve contando los días para lavármelos al llegar a Madrid en Navidad. Esta vez me he traído para reponer a gusto ya que me gusta tirarlos con mucho gusto y sacar uno nuevo. Utilizo una pasta de dientes de Aloe Vera que es maravillosa, cuya vendedora Elsa, ya es amiga; un saludito que nos lee cada día..
Tengo fotos buenísimas que me gustaría mostrar, pero este mes será complicado por la lentitud del ordenador.
Por favor, siempre con el grifo cerrado..cuidemos el planeta ¡¡
Y cuántas veces decimos las madres: «Te has lavado los dientes?» Y cuántas veces los hijos nos mienten..?

Pin It on Pinterest