Nunca olvidaré el día que mi amiga Mercedes vino a la recién inaugurada tienda de Verili en la calle Almirante con este ramo de flores que había cortado en el campo sevillano ( siempre te estaré agradecida por tu apoyo constante y por tu deseo de dar a conocer mi trabajo como se merece ). Lucieron en el escaparate. Qué recuerdos más ilusionantes. Qué bien que pude cumplir mi sueño de tener mi tienda. Estamos hablando de hace 6 años y 9 desde que inauguré Verili en Pozuelo y en aquella época, las flores moradas las puse de moda yo. Lo digo con orgullo.