Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

Lazos

Apenas se ven..antes de niñas siempre nos lo ataban en la cintura..y los llevábamos siempre sueltos y hasta los pisábamos al saltar a la comba..bonitos recuerdos..me gusta ese toque femenino.

 

pendientes-lazos-light-ok

4 Comments

  • Marisa

    Me gusta lo que evoca la palabra «Lazos», sean sentimientos o cosas reales. En los colegios públicos de Argentina se lleva un «guardapolvo» blanco; el de las niñas, antes, era con tablas y lazo. Las madres nos lo tenían que hacer ya que de pequeñas, los brazos no nos llegaban; me gustaba aquel breve rito de la mañana, ya que después te acompañaba hasta la puerta de casa y te daba un beso de despedida.
    Lazos y abrazos.

    • Verili

      Marisa me encanta tu reflexión y tu recuerdo para la memoria así es; las madres siempre nos ataban el lazo y nos daban un beso. quisiera volver a repetir esas escenas..

  • Paqui

    Mis hermanas mellizas llevaban lazos de igual color en los vestidos, el mío siempre diferente, recuerdo en rojo ellas yo azulino, otros rosa ellas, yo celeste, ellas blanco yo beige, ellas verdes yo granate y así a diferencia…en la ropa en el pelo, ritual de peinado como cada mañana tía gordi¨, después de ponernos una coleta bien atada con lazo claro, uníamos nuestras manos las tres y saltando charcos hasta la puerta del cole cantando….es tan bonito hablar de nuestra niñez y ahora que ya no están ellos, nuestra memoria revive, es por eso que mientras lo hacemos seguimos sintiéndolos, a ese papi que llegaba al anochecer con la sonrisa tan fresca que parecía que no había conducido todo el día seguido, llenando el coche de chiquillos locos sólo por montarse el instante de guardar el coche en la cochera.

  • alicia

    Qué bonito todo lo que escribís, me emocionáis con tantos recuerdos.
    Yo también llevaba lazos, ya se habían inventado!!!
    A mi, mi madre me hacía una trenza tan tirante, que siempre decían: «que simpática es este niña, siempre está sonriendo» y era de lo tirante que lleva el pelo, así me crecía tanto, cuando por la noche me la deshacían… uffff, que recuperación de cara!!!
    Besos para todas las niñas con lazos y para vosotras, mis queridas verilianas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *