Qué gracia me hizo esta foto; por supuesto le avisé al padre que la publicaría si me dejaba y orgulloso posó con su hijo q así se llama y que se imitaban uno al otro; hasta el mismo corte de pelo ¡ La gente me mira sorprendida pues es momento en que dejo todo en el suelo, bolsas, compra..y capto estos momentos que jamás podré borrar. Aquí te venden plumeros por las calles y la primera vez me sorprendió, pero ahora es ya lo más normal pues hay mucho hollín y se limpia y al segundo todo se pone sucio de nuevo; la cara me la limpio varias veces al día.
Los vendedores son amigos y me llevaré uno en el ajuar..un plumero, claro…je je
Viva la vida con plumas para volar+

Pin It on Pinterest