Hoy es día de felicitar por teléfono ya que mañana se colapsan las líneas, aunque ahora con internet, ya se recibe todo por mail.
Mi teléfono suena y suena y en Buenos Aires apenas y también me gusta vivir en silencio; me gusta mucho sentirme querida y gracias por vuestro cariño siempre .Perdonad si no os llamo a todos pero llevo dos días de no parar y para hacerlo necesito tener calma y estar sóla; sentiros llamados con este mail pues va por ustedes.
La foto la tomé en un hotel y mi hija no sabía cómo se marcaba..qué sonido tan especial ése de la góndola girando. Recuerdo de mi infancia q vivíamos en un pueblo y había una centralita donde las mujeres, porque no recuerdo hombres, metían los palitos esos por los números para marcar tu destino de llamada.
Hay q controlar el gasto de las llamadas pues uno se emociona con el gustito de hablar con el amigo pero cuando llega la factura te acuerdas del presidente de la compañía teléfónica y de toda su familia; ésta es una expresión q siempre utilizaba mi madre, cuando aparcaba mal por un segundo siempre para comprar leche q le faltaba..y venía con un carro lleno ( a mí tbn me pasa) y molestaba al que tenía q salir decía que se estarían acordando de su padre y de su madre..

Pin It on Pinterest