LLegué

LLegué

Ay mi Buenos Aires querido..así cantaba Gardel y no me extraña. La melancolia de la foto, del baile y de la ciudad es lo que yo siento. Hoy quiero dedicarle este diario tan lindo a Marisa, que recién conocí y que me dijo que se sentía orgullosa que yo fuera a su país. Voy a intentar ser una galleguita, como me llaman, alegre y positiva en esta segunda etapa. Estoy contenta por lo que voy a vivir y por el reencuentro con mis amigos de aquí que son estupendos también.
Que en España se deje de hablar de crisis, que aquí sí que la hay y la viven con resignación.

Pin It on Pinterest