Sigue lloviendo. Desde el coche veo un perro paseando con chubasquero y me muero de la risa. Me hace gracia cómo cambiamos los nombres de un país a otro. Por ejemplo, para cubrirse de la lluvia se ponen el «piloto» y para el frío, se abrigan con el «sobretodo». Estoy venga a apuntar sensaciones para luego contároslas. Me gustan las cosas pequeñas. Pronto os vuelvo a poner fotos y en cuanto pueda renovaré las fotos del carrusel para que veais diseños nuevos. Ya me he inspirado y deseo poder sentarme en mi taller.

Pin It on Pinterest