Ojalá el Gordo toque a los más necesitados.
Como es el día de la Lotería Nacional, es el momento que o presente a mi amigo Ricardo Sebastián. Es vendedor de premios y de ilusiones. Siempre en la misma esquina de Callao. Sentadito en la banqueta todo el día. Los de la tienda le cuidan y le llevan el café y la comida. Tarda 2 horas en llegar a su puesto de trabajo y 2 horas en volver. Dice que es «muy cansador». Como vende lotería española, va de rojo vestido. Me produce ternura volverle a ver. Tiene 25 operaciones en el pié y yo con mis 5 intervenciones pensé que había sufrido tanto en su momento..Siempre sonríe. Es pequeñito y bondadoso.
Dice que cuando se tiene fe y voluntad, nunca es tarde. vaya lección nos da con esta frase que apunté, pues me impactó escucharla de ese cuerpo dolorido y agradecido a la vida, pues pasaba meses internado hasta que podía andar y luego volvía y así sentía alas enfermeras como de la familia.
Dice que Dios nos prueba y nos da a cada uno nuestra cruz. «Cuando uno amanece bajoneado, siempre hay que ir al frente y no tener miedo a nada. No ser cobardes.»

Pin It on Pinterest