Ayer fui a hacer recados al centro de Pozuelo y sentí como si paseara por un pueblo, que lo es..la ropa tendida en los balcones; los canarios cantando de fondo y muy fuerte en una casa sí y en la siguiente también..debe de ser por la crisis que pude aparcar y pasear pues antes era imposible. Fui a «los chinos» a comprar todo tipo de pequeñas cosas que me hacen falta en el arranque de la nueva vida; desde alfileres para el costurero, hasta unos guantes y cds para grabaros linda música para el alma..entré en Día, donde hacía mucho q no compraba y me reía con los gestos de las personas..las mujeres de los pueblos mandan y los hombres cargan con la compra..Fui al centro de salud a hacer análisis a mi hija y la de recepción estaba catarrada..qué risa..todo me parecía como de película de Almodóvar..El broche de oro fue al ir al coche y escuchar a una chica joven que preguntaba : «agüela, qué haces?»..y responde ésta con bata ( encima de la ropa)..»voy a que me corten las uñas de los pies..».
Hoy es un diario atípico y me gusta la mezcolanza y frescura. Vivan los pueblos ¡ Viva la gente sin complejos ¡

Pin It on Pinterest