Así se llama una tarta o torta allá..similar pero de otra confitería; ambas tienen un mismo mensaje..Bomba suena peor..te imaginas cómo cae en el estómago..pues a mí me saben a gloria y los disfruto relamiendo la cuchara.
La dueña de Patricia Villalobos vio el anillo Verili y lo quiso a toda costa hasta que lo logró..lo compró y además recibí un pastel riquísimo con el nombre del título de hoy..que voló y que compartí con amigos..entre ellos Flavio, quien como un niño apareció antes de yo partir a por su ración extra para el desayuno..los dulces alegran la vida; por suerte en invierno nos tapamos, pero sí tengo claro que no me amarga un dulce.

Pin It on Pinterest