Necesito la limpieza para vivir feliz. Me gusta que la casa huela a limpio y si es a hospital con lejía, mejor. Me detengo en la sección de productos de los supermercados para encontrar novedades. Lo hago rápido, pero siempre pico y meto novedades en el carro. Siempre me gustó Ariel para lavar la ropa; ahora compro Skip porque me dan cupones de descuento por lo gastona que soy.
Para el piso, como llaman acá, las nuevas fragancias re-cursis de: «Latidos de la tierra» y «Bosque de bambú». Falta en la foto el tercer limpiador, de nombre…»Espíritu joven»¡¡¡
Toma Candela ¡¡