En mi Buenos Aires querido, en que el portero de dicho edificio, cada cual más bonito en La recoleta, sacaba el pájaro a la calle..una contradicción a la vez..

Fue una de mis estampas bien pronto al llevar a nuestros hijos al cole sobre las 7,15 am. Recuerdo aquel sueño brutal cada mañana..

 

solo-en-bs-as