Ayer «me tomé la mañana libre» e hice muchos recados al estilo «mariposa», o sea, posar, disfrutar y volver a volar..desde comprar el pan riquísimo, caminar picoteándolo, regalarlo, volver a comprar..a ir al gimnasio , saludar a mi amiga Susana del Bazar, comprar una torta de ricota para seguir celebrando con los que no pude ( ya parezco argentina de tanto festejo)..ir a ver a Mari, mi otra amiga del alma que tiene una tintorería..hasta terminar comprando fruta en el puesto de la mujer que se sienta en la puerta de Disco..para enlazar con el título de hoy, esta morochita boliviana me vendió un bálsamo de su país llamado Mentisán que vale para todo..por el olor es como el Bálsamo del Trigre..os suena? qué hará vendiendo estas laticas, como dirían mis amigas las colombianas, entre los plátanos (aquí bananas) y los kinotos..qué risa..ella me dijo que cuando tienes mal la garganta que hay q ponérselo en el cuello, un poco temblado..y aquí viene el quid de la cuestión..y me tengo q atar un pañuelo negro alrededor..le pregunto que si vale otro color y me dice que no..q en su país manda así la tradición..Leo el prospecto de este ungüento mentolado y además de ser remedio para cualquier mal, alivia «los labios rajados..». Son tonterías que me provocan una sonrisa.
Espero haber alegrado este día a muchos de los 1027 que entraron ayer en Verili..gracias a los 7 que escribisteis..» Lo bueno si breve, dos veces bueno» ..me enseñaron en el cole.

Pin It on Pinterest