Una vez al año peregrino Medjugorje, Bosnia-Herzegovina y paro mi vida literal; me baso al vacío, y ofrezco unos días de parón total, y solo oración por el mundo, por los enfermos, por los necesitados, por mejorar en la vida, y también de agradecimiento, gratitud y Devolución de tanto recibido cada día . A veces un sacrificio pues no duermo nada, ya que nos levantamos en mitad de la noche y hacemos esfuerzo físico, pero todo lo ofrezco para lo mejor que voy a dar a mi vuelta.

Medjugorge es un lugar donde se aparece la santísima virgen en la actualidad. Entiendo que te sorprenda este mensaje pero es así. Es cuestión de fe y os aseguro que cuando me hablaron de ello hace 18 años. Me tembló el cuerpo entero y busqué la manera de ir. Porque no cualquiera va. Es una llamada interna a la cual debes decir que sí o no según el momento. Anhelo todo el año este momento y siento horas previas, inmensa ilusión y a la vez nervios, por lo que voy a vivir.

Viviré en una pensión con el resto de peregrinos y la relación que se crea es fraternal y nos une para siempre. Algunos repetimos y otros son nuevos a los cuales me emociona acompañar pues van a vivir lo que yo viví en su momento, que es algo inolvidable e imposible de describir .

Si me estás leyendo y te provoca algo en el corazón no dudes en escribirme y te contaré y también por supuesto saber que os llevo a todos porque Verili es un trozo de mi vida tan importante que trabajo y cuido mucho cada segundo. Os abrazo a todos y os llevaré en mi corazón.