Parecen caramelos..me sorprendió que una persona tomara tantas variadas. A mí no me gusta nada tomar medicinas y por eso el día que tengo algún dolor y por suerte apenas me ocurre, en cuanto tomo un trozo de aspirina, ya estoy nueva.
Seguro que muchos males se curarían con amor.

Pin It on Pinterest