Envíos gratuitos para pedidos de más de 80€

3 Comments

  • Marisa

    Yo creo que la melancolía (sin angustia) es una buena compañera de la reflexión, que no está exenta de paz y que es sinónimo de sensibilidad; el ánimo que la acompaña es una búsqueda de profunda intimidad. No hay que huir de ella, hay que dejarla fluir. «Panta rei».
    Abrazos.

    • Verili

      Tal cual Marisa.
      Qué buena reflexión
      No quiero huir de este sentimiento necesario pues no es triste sino agradecido y quizás con mezcla de cansancio acumulado pero sin parar la vida , salvo cuando no tengo más remedio .

  • alicia

    Dulce melancolía post-boda de una hija.
    Síndrome nido vacío.
    Esos sentimientos yo los he vivido CINCO veces.
    Pasarán pronto, en cuanto vuelvan del viaje.
    Mis bodas empezaron por un chico (el cebollino).
    Tu has comenzado por una niña y es más duro, los desayunos… las cenas… las charletas… cuesta prescindir de ellos.
    Abrazos fuertes para Vero y para todas, ya no tenemos chavalotes en Verili,
    qué pena!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *