Y si tu hija mayor que vive en Barcelona, resulta que también está en Málaga con sus amigos del master y nos vemos antes de viajar de vuelta, resulta que el plan termina con broche de oro.

Viva y gracias.

Siempre digo que la voluntad, la actividad y querer , a veces vencen a las dificultades y a las comodidades…y vale la pena ¡