Cestos de pan que te reponen en cuanto va vaciándose..Todo tipo de texturas y sabores. No puedes decir que no y lo peor es que cuando llega la comida ya no hay hambre..igual que los niños pequeños.. En cierto modo es la forma de calmar mi ansiedad por echar tanto de menos España. Sé que es temporal, claro que sí ¡¡

Pin It on Pinterest